Víctor Hugo Lucero MontenegroPrimicia Diario

Diplomática de carrera Farida Loudaya, es la embajadora del Reino de Marruecos en Colombia. Esta mujer admiradora de nuestro país, ha logrado ser acogida por todos los estamentos de la sociedad colombiana, como resultado de su arduo trabajo para llevar al punto más alto de la historia las relaciones entre Marruecos y Colombia.

Ha logrado la mujer marroquí, la amistad de las personas que trata sin distingos de ninguna clase. Es amiga de trabajadores rasos, hasta llegar al presidente de la República, quien le ha demostrado aprecio, como consecuencia de su tarea de consolidar las relaciones entre los dos países.

En cuatro años como embajadora ha logrado importantes acuerdos en materia de economía, educación, arte, entre otros.

Embajadora, podríamos decir que Usted es una colombiana más, teniendo en cuenta su aceptación por todos los estamentos gubernamentales, sociales, académicos y ciudadanos de nuestro país. ¿Qué dice Usted, cuando los ciudadanos marroquíes le preguntan por Colombia?

-Primero que todo, quiero decirle que me siento colombiana de corazón. Mi misión en Colombia ha sido tan sumamente enriquecedora, fructífera y positiva, que solo tengo buenas cosas para decir, de su maravilloso  país que me ha acogido como una colombiana más y eso es lo que he plasmado ante el Gobierno y la opinión pública de Marruecos. Antes que nada hay que saber una cosa, y es que la primera vez que visité Colombia en el 2013, como Directora de las Américas de mi Cancillería, me enamoré de inmediato, y en ese momento pensé ojalá que pueda volver un día como Embajadora, y mira que la vida nos cumple los deseos a veces, porque aquí estoy.

Colombia es un país maravilloso y encantador que merece ser conocido.  Maravilloso por la amabilidad de su gente y su alegría de vivir, por la riqueza de sus paisajes, por su gastronomía, por su biodiversidad, por su música, su diversidad cultural, así como el sabor único de su café que a mí me encanta y así podría seguir enumerando las maravillas de Colombia.

«Mi misión en Colombia ha sido tan sumamente enriquecedora».

¿Personalmente, qué le ha llamado más la atención desde que llegó a Bogotá?

-Desde que pisé el suelo de este bendito país, siempre he sido recibida con los brazos abiertos y le puedo decir que me siento como en casa. Sabe usted que, en lo referente a la hospitalidad y la calidez nos parecemos mucho, y eso a pesar de la distancia. Esta es una de las muchas afinidades que facilitan la interacción entre nosotros, marroquíes y colombianos. Desde el comienzo, pude comprobar que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.

Ahora, hay infinidad de cosas que me han llamado la atención desde que llegué, entre ellas lo extensa que es Bogotá, con todas sus construcciones pero también por su ambiente, su particular clima de las 4 estaciones en un mismo día, la vida y la alegría de vivir que se siente en cada rincón de sus calles, así como el verde de sus numerosos parques, y sus imponentes montañas y cerros. La verdad es que no son muchas las ciudades que pueden presumir de tener un panorama como el que se ofrece a la vista de los bogotanos; por ejemplo ver colibríes en la ciudad puede que sea normal para usted pero déjeme decirle que es una cosa única.

Me llamó la atención, es el hecho de que sea una metrópolis que posee todas las ventajas de las grandes ciudades, a nivel cultural, educativo, gastronómico, comercial y lúdico, entre otros.  Al venir de un país con estaciones, poder pasar del frío de Bogotá, al calor de otras regiones del país en una hora, es algo espectacular. Otro de los aspectos que me ha llamado la atención es el alto nivel cultural y educativo de un amplio porcentaje de la población y el deseo de aprender y de superarse.

Y finalmente le puedo decir que también me impactaron los interminables trancones y más aún cuando está lloviendo.

Sabemos que en sus funciones ha visitado diferentes regiones de Colombia. ¿Qué le ha parecido Colombia por dentro?

-Visitando Colombia, me di cuenta de otra cosa que tenemos en común y es que al igual que Marruecos, Colombia es un país de regiones. De hecho, me ha encantado la biodiversidad, el multiculturalismo, la pluralidad de etnias, la idiosincrasia y la identidad propia de cada región. Al viajar a través del país se experimentan una gran variedad de climas y paisajes, separados por un corto trayecto aéreo o por carretera. He tenido el privilegio de conocer lugares únicos como Caño Cristales, el río de los siete colores, considerado por muchos como el más hermoso del mundo, o recorrer Cartagena, con sus murallas en el casco antiguo, sus atardeceres, sus callejuelas, sus casas coloridas con balcones llenos de flores, la torre del reloj y su preciosa catedral, con la excursión a las hermosísimas Islas del Rosario, o descansar en Santa Marta, la Perla del Caribe, con su cálido mar y su valor histórico, o la isla paradisiaca de San Andrés y su precioso mar. Ya al interior, es imposible no enamorarse de Colombia en especial la zona cafetera y todos sus atractivos, con sus pueblitos coloniales y sus fincas, su cultura del café, tan rica que es patrimonio de la Unesco, sus aguas termales y ni hablar del parque del café que es una experiencia inolvidable. Todo ello sin ahondar en el encanto de sus ciudades selváticas o de sus llanos orientales, entre muchos otros lugares que le dan magia al país.

Me siento colombiana de corazón».

Son más de cuatro años como Embajadora. ¿Qué piensa cuando los diferentes estamentos reclaman su continuidad como Embajadora ante Colombia?

-Lo que acabó de decir me emociona profundamente, pero se sabe que los diplomáticos acostumbramos a tener la maleta siempre lista por si acaso, nos llaman para otra misión.

Por ahora prefiero no pensar en el día en el que me tenga que despedir de Colombia y de todos mis queridos amigos.

Por ello, solo puedo decirle que, mientras dure mi misión, seguiré trabajando, buscando nuevos campos de acción y nuevas actividades que redunden en beneficio de nuestros dos países amigos y como siempre no escatimaré ningún esfuerzo para emprender acciones que impacten positivamente en los sectores que lo requieren.

En el tema educativo Marruecos cuenta con la primera universidad de la humanidad Qarawiyin en Fez. ¿Hay algunos proyectos para vincularse con las universidades colombianas?

-Los intercambios universitarios siempre han estado en nuestra agenda, ya que este tipo de acciones sirven para mejorar la experiencia educativa de los estudiantes, ampliar las perspectivas personales y educativas, así como para explorar, valorar y comprender las diferentes culturas, mejorar las capacidades de los estudiantes al aprender otro idioma y, por ende, una nueva cultura. Es por ello que, ya se han firmado varios acuerdos de cooperación académica, como los firmados entre la Universidad Internacional de Rabat y las universidades colombianas del Rosario en Bogotá y de Medellín, con miras a fomentar el conocimiento mutuo entre futuras generaciones sobre América Latina y África.

En fin, seguimos laborando para generar nuevos acuerdos en este ámbito que es tan importante para ampliar el marco de nuestra cooperación bilateral.

Los medios de comunicación de Colombia la destacan como la mejor diplomática extranjera en nuestro país. ¿Qué opina de esta distinción?

-Esta distinción me honra profundamente y me llena de satisfacción y orgullo, sobre todo si este reconocimiento viene del quinto poder. En este sentido, me alegra ver que Marruecos está cada vez más presente en los medios de comunicación colombianos, y esto es algo de suma importancia para permitir un mejor conocimiento primero del desarrollo que han tenido en los últimos años las relaciones bilaterales entre Marruecos y Colombia y para conocer más de cerca mi país en todos sus componentes. Es decir conocer más la tierra de tolerancia y apertura que es Marruecos, su gran desarrollo económico, su liderazgo africano, así como su posición de vanguardia en el ámbito de las energías renovables. Además, conocerlo como un destino turístico de los más atractivos a nivel mundial, conocer su cultura milenaria, su gastronomía única reconocida mundialmente, su espectacular arquitectura, así como sus extensas playas y su desierto mágico.

Resultado de imagen de embajadora de marruecos en colombia
“La diplomacia no puede permitirse una pausa prolongada”.

La pandemia no ha sido obstáculo para seguir en sus funciones. ¿Qué pudo adelantar durante esta época anormal en el planeta?

-Hay que decir que la pandemia nos sorprendió a todos obligándonos a adaptarse a esta «nueva normalidad», durante la cual establecimos nuevos métodos y nuevas formas de trabajo que nos permitieron mantener nuestro ritmo y cumplir con nuestra agenda. La diplomacia no puede permitirse una pausa prolongada para eso las redes sociales y la virtualidad, se han convertido en nuestra mejor herramienta de trabajo. Siendo una persona muy positiva, siempre me gusta sacar lo mejor de lo peor, y en este sentido pienso que esta pandemia nos ha dejado grandes enseñanzas.

Marruecos ha sido un ejemplo en el manejo de la pandemia. ¿Ese país ha sido solidario con otras naciones que no han podido atender de manera eficiente la emergencia por falta de recursos económicos?

-En este aspecto, me siento particularmente orgullosa de la manera como mi país ha gestionadola pandemia de la Covid-19 con sus complicaciones inherentes. Las medidas que se adoptaron desde el inicio de la pandemia se han visto recompensadas con las cifras relativamente bajas de contagios en Marruecos y la mitigación de los efectos económicos y sociales. Varios sectores se han adaptado y diversificado para alinearse con los objetivos del Gobierno.

Es por ello que mi país ha sido el primer país africano en lanzar una campaña de vacunación contra la Covid-19, siendo uno de los primeros países del mundo en desarrollar una estrategia proactiva, atrevida y pionera para inmunizar a sus ciudadanos contra los efectos de este virus mortal. Esta campaña de vacunación que se lanzó hace tres semanas, se está desarrollando de manera impecable y tiene como objetivo asegurar la vacunación del  80% de la población.

Para lograr este objetivo, Su Majestad El Rey Mohamed VI dio sus altas instrucciones a las autoridades competentes para velar por la adecuada preparación y buen funcionamiento de esta gran operación nacional, tanto a nivel sanitario y logístico, como técnico, haciendo especial hincapié en la accesibilidad de la vacuna, en un marco social y solidario, y su disponibilidad de forma gratuita y en cantidades suficientes, así como en la logística médica de transporte, almacenamiento y administración de la vacuna en el conjunto del territorio y el establecimiento de un eficiente sistema de preinscripción de beneficiarios.

Ahora bien y respecto a las ayudas hay que decir que en el marco de la tradicional solidaridad que existe entre los países africanos, Su Majestad El Rey Mohammed VI no sólo ha lanzado un llamado a la hermandad africana, insistiendo en la necesidad de un enfoque pragmático, orientado a la acción y al intercambio de experiencias, sino que ha dado sus altas instrucciones para entregar importantes ayudas médicas a 15 países africanos. Este generoso gesto tenía como objetivo proporcionar equipos médicos preventivos, lotes de medicamentos y medios de protección contra la Covid-19, iniciativa altamente apreciada por la comunidad internacional y que demuestra cuán útil es la solidaridad entre países.

Edición 1.000 de Primicia Diario. ¿Cuáles su opinión frente a uno de los objetivos trazados por este medio de comunicación?

-Siempre he admirado el trabajo de los periodistas, y de hecho si no hubiera sido diplomática lo más probable es que hubiese sido periodista.  Creo sinceramente que Primicia Diario ha logrado cumplir con todos los objetivos trazados. Su formato ágil y diario cumple a cabalidad con el objetivo de informar, orientar y entretener a sus lectores con verosimilitud, destacando los hechos más relevantes que suceden diariamente, convirtiéndose en un importante medio de comunicación.

El número 1000 es un número de gran simbolismo y personalmente quiero felicitar a su director Víctor Hugo Lucero Montenegro por haber logrado con éxito este desafío y este importante objetivo, deseándole a su extraordinario equipo cada vez más logros para los próximos números.

También puede leer: