Fondo de Empleados de Colsubsidio: Con ahorros superiores a los $ 85 mil millones

En los últimos cinco años el Fondo de Empleados de Colsubsidio pasó de 12 mil a 22.500 afiliados y actualmente los ahorros llegan a 85 mil millones de pesos.

En el 2018 el FEC aprobó créditos en cuantía superior a $104.000 millones de pesos en más de 83.800 transacciones con tasas de interés entre el 0.6% y el 1.4% mensual.

El Fondo genera un programa de subsidio a la tasa de interés de créditos educativos para adelantar la primaria, secundaria, tecnología y universitarios, del 0.6% mensual para el asociado. Cuenta con programas la vivienda, con préstamos para compra, pagar cuotas o para reparaciones locativas. En 2018 más de 600 asociados se beneficiaron con créditos por más de $5.000 millones para mejorar la vivienda.

Carlos Augusto Suárez, gerente del Fondo de Empleados de Colsubsidio.

Una historia

Desde hace más cincuenta años el Fondo de Empleados de la Caja de Compensación Colsubsidio ofrece préstamos a los asociados integrando a más de 43 empresas que tienen vínculos con la Caja, convirtiéndose en un Fondo sólido e importante en Bogotá por afiliados y sus condiciones económicas.

Todo comenzó en 1960 con un pequeño fondo que hacía préstamos a los trabajadores. En 1986 se constituyó como Fondo de Empleados con la vigencia de las leyes que permitían su funcionamiento.

Carlos Augusto Suárez, un abogado especializado en derecho laboral, que ejerció también como juez de la República, ingresó a Colsubsidio en 1988 a los departamentos, jurídico y de recursos humanos. Después de ser suplente de la junta del Fondo, es su Gerente desde hace 28 años, logrando colocar la organización solidaria como la primera en Bogotá.

“A veces, dijo, los órganos estatales, el Ministerio de Hacienda, la Superintendencia de la Economía Solidaria desconocen la labor de los Fondos de Empleados. Piensan que lo que hacemos es una intermediación financiera de prestarle plata a la gente, pero no es así, nosotros tenemos un vínculo cerrado donde solamente prestamos servicios a los trabajadores y tenemos un modelo de la distribución de la riqueza y el reconocimiento no existe, no hay apoyo importante hacia los Fondos”.

Señala que el sector solidario es la esencia del bienestar de los trabajadores y la distribución de la riqueza. “Generamos cultura del ahorro con seguridad y rentabilidad por sus depósitos. Esa es la diferencia, los créditos son subsidiados por diferentes programas de servicio. Lo mejor que puede tener un empleado en su vida laboral es pertenecer a un Fondo de Empleados. Somos un aliado importante de la empresa, en la parte estratégica para beneficiar a sus colaboradores”.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *