Esas curiosidades de la vida

Por Guillermo Romero Salamanca

A veces se recopilan frases, números, estadísticas, fechas y otras veces, curiosidades como con esta tanda:

Sepa que al menos 9 millones de personas en el mundo cumplen el mismo día que sumercé.

En el Siglo XVII, en Inglaterra, las actrices de teatro se reclutaban exclusivamente en las casas de tolerancia.

Al igual que las huellas dactilares, la impronta de la lengua es diferente en cada individuo.

Walt Disney les tenía pánico a los ratones. “Tenía al ratón en mi cabeza. Un ratón es un personaje simpático a pesar de que todo el mundo le tiene miedo a los ratones, incluido yo mismo”, dijo el director en una entrevista.

El número de posibilidades para los 4 primeros movimientos de una partida de ajedrez es de 318.979.564.000.

No se puede llorar en el espacio, debido a que la falta de gravedad impide que las lágrimas puedan fluir.

La miel es el único alimento que no se estropea. Se ha encontrado miel en las tumbas de los faraones egipcios que, tras ser saboreada por los arqueólogos, fue declarada comestible.

El cantante español Raphael ha cantado siempre de negro.

Raphael y su vestimenta negra. Foto oficial.

En Bangladesh, los niños de 15 años pueden ser encarcelados por hacer trampa en sus exámenes finales.

El cantante Roberto Carlos siempre viste de azul o blanco y debió recurrir a una sicóloga para buscar el significado de su fobia por otros colores.

Un lápiz normal puede dibujar una línea continua de 56 kilómetros, o el equivalente a escribir aproximadamente 50.000 palabras 

Una persona consume, durante toda su vida, un promedio de 50.000 kilos de alimentos y otro tanto de líquidos.

La Tierra pesa alrededor de 6.588.000.000.000.000.000.000.000 toneladas. La tarea de pasarla a letras le corresponde a sumercé.

Uno de los antepasados de la madre de Winston Churchill era piel roja.

Se imprime más dinero del juego de Monopoly en un año que lo que se imprime de dinero real en todo el mundo.

Los perros y los gatos también son diestros o zurdos, como los humanos.

El 25 de diciembre sólo fue celebrado como aniversario del nacimiento de Jesucristo desde el año 440 en adelante.

El matrimonio entre dos personas que tuvieran el mismo apellido era considerado como incestuoso en China, aun cuando no existiera parentesco alguno.

La jirafa es el único mamífero que no produce sonido alguno.

Para mantenerse despierto en las mañanas son más efectivas las manzanas que la cafeína.

El único apóstol que murió de muerte natural fue San Juan el Evangelista.

La bandera más antigua del mundo es la de Dinamarca.

Horacio Nelson, uno de los más ilustres almirantes de Inglaterra no fue capaz, a lo largo de su vida, de encontrar una cura para sus mareos en alta mar.

Los huevos de mosquito pueden vivir por cinco años deshidratados.

La primera transfusión de sangre de la que se tiene constancia sucedió en 1667 cuando Jean-Baptiste Denis transfirió un litro de sangre de cordero a un hombre joven.

El baño turco no es origen turco sino romano.

El único animal con 4 rodillas, sólo duerme dos horas al día y no puede saltar es el elefante.

La columna vertebral del camello es recta.

Ana Bolena, la segunda esposa del rey de Inglaterra Enrique VII, tenía seis dedos en una de sus manos, y tres senos.

Los burros matan más gente anualmente que los accidentes aéreos.

Mientras estuvo en el poder, Adolfo Hitler prohibió que los caballos llevaran Adolfo por nombre.

Los búhos son las únicas aves que pueden ver el color azul.

Los delfines duermen con un ojo abierto.  Y una persona tiene más de 1.460 sueños al año.

Una pelota de golf oficial tiene 336 agujeritos. 

En el mundo, los cepillos de dientes de color azul son más usados que los cepillos rojos.

Los hombres son 6 veces más susceptibles de ser golpeados por un rayo que las mujeres.

Si se aplanara un pedazo de oro puro del porte de una cajita de fósforos, se podría conseguir una lámina del tamaño de una cancha de tenis.

El maní o cacahuete, como se le conoce en distintas partes del mundo, es uno de los ingredientes de la dinamita.

La ubicación de los ojos de un burro en su cabeza, les permite verse los cuatro cascos en todo momento.

La reina Isabel I se veía a sí misma como un dechado de virtudes en cuanto a la limpieza. Declaraba bañarse una vez cada tres meses tanto si lo necesitaba como si no.

Es físicamente imposible para los cerdos mirar al cielo 

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *